PEQUEÑOS MENSAJES CRISTIANOS


CONTENIDO:




 

 Asunto: Un ángel y un amigo.
  Un ángel no nos escoge, Dios nos lo asigna
     Un amigo nos toma de la mano y nos acerca a Dios

     Un ángel tiene la obligación de cuidarnos
     Un amigo nos cuida por amor

     Un ángel te ayuda evitando que tengas problemas
     Un amigo te ayuda a resolverlos

     Un ángel te ve sufrir, sin poderte abrazar
     Un amigo te abraza, porque no quiere verte sufrir

     Un ángel te ve sonreír y observa tus alegrías
     Un amigo te hace sonreír y te hace parte de sus alegrías

     Un ángel sabe cuando necesitas que alguien te escuche
     Un amigo te escucha, sin decirle que lo necesitas

     Un ángel, en realidad es parte de tus sueños
     Un amigo, comparte y lucha por que tus sueños sean una realidad

     Un ángel siempre esta contigo ahí, no sabe extrañarnos
     Un amigo, cuando no esta contigo, no solo te extraña, también piensa
     en ti

     Un ángel vela tu sueno, Un amigo suena contigo
     Un ángel aplaude tus triunfo, Un amigo te ayuda para que triunfes

     Un ángel se preocupa cuando estas mal
     Un amigo se desvive porque estés bien

     Un ángel recibe una oración tuya

     Un ángel, es algo celestial
     Un amigo es la oportunidad de conocer lo más hermoso que hay en la
     vida, "el
     amor y la amistad"

     Un ángel quisiera ser tu amigo
     Un amigo, sin proponérselo, también es tu ANGEL

VOLVER A CONTENIDO


Asunto: Los guijarros Mágicos
      Una noche, un grupo de nómadas se prestaban a
      retirarse a dormir,
      cuando
      de repente los rodeó una luz. Comprendieron que
      estaban en presencia
      de un ser celestial, y con gran ansiedad esperaban
      un Mensaje divino
      de gran importancia que sabían habría de ser
      especial para ellos.
      Finalmente se escuchó una voz: "Reúnan todos los
      guijarros que
      encuentren en el suelo y póngalos en sus alforjas,
      mañana viajen todo
      el día, así la noche los hallará contentos, pero
      tristes ".
      Después
      de despedirse, los nómadas compartieron su decepción
      y su enojo.
      Esperaban la revelación de una gran verdad universal
      que les permitiera
      generar riqueza, salud y propósitos para el mundo.
      Pero lo que habían recibido, era en cambio, una tarea
      insignificante, "carente de sentido" para ellos. No obstante, el recuerdo del
      esplendor del visitante, hizo que cada uno de ellos recogiera
      algunos  guijarros y los depositara en su alforja, no sin dejar de
      expresar su
      desconcierto. Viajaron durante todo el día, y esa
      noche, mientras
      armaban el campamento, revisaron sus alforjas y
      descubrieron que cada guijarro recogido se había convertido en un
      diamante. Estaban
      contentos por tener diamantes, pero estaban tristes
      por no haber
      recogido muchos más guijarros.Así es: La vida esta
      llena de tantas cosas "carentes de sentido", a las cuales no le
      damos la importancia que
      ellas tienen, "una palabra, un abrazo, un beso, una
      sonrisa, un
      apretón de manos, una caricia, una flor, un saludo, un te
      quiero, un guiño, un E-MAIL, un gracias..." ¡
      Parecen guijarros, pero
      realmente son diamantes !

VOLVER A CONTENIDO


PIENSA EN ESTE RELATO...

    Es la tarde de un viernes típico y estas conduciendo hacia tu casa. Sintonizas la radio. El noticiero cuenta una historia de poca importancia:
"En un pueblito lejano han muerto 3 personas de alguna gripe que nunca antes se había visto". No lo piensas mucho..
    El lunes cuando despiertas, escuchas que ya no son 3, sino 30,000 personas las que han muerto en las colinas remotas de la India. Gente del control de enfermedades de EE.UU., ha ido a investigar.
El martes ya es la noticia más importante en la primera página del periódico, porque no solo es la India, sino Pakistán, Irán y Afganistán y pronto la noticia sale en todos los noticieros. Le están llamando "La Influencia Misteriosa" y todos se preguntan ¿Cómo
vamos a controlarla?
    Entonces una noticia sorprende a todos, Europa cierra sus fronteras, no habrá vuelos a Francia desde la India, ni de ningún otro país en el cual se haya visto la enfermedad. Por lo del cierre de fronteras estas viendo las noticias cuando escuchas la traducción de una mujer, en Francia, que dice que hay un hombre en el hospital muriendo de la "Influencia Misteriosa". Hay pánico en Europa. La información dice que cuando
tienes el virus, es por una semana y ni cuenta te das.
Luego tienes 4 días de sintamos horribles y mueres.
    Inglaterra cierra también sus fronteras, pero es tarde, pasa un día mas y el presidente de los EE.UU. cierra las fronteras a Europa y Asia, para evitar el contagio en el país, hasta que encuentren la cura.
    Al día siguiente la gente se reúne en las iglesias a orar por una cura y entra alguien diciendo: prendan la radio y se oye la Noticia:
2 mujeres han muerto en Nueva York. En horas, parece que la cosa invade a todo el Mundo. Los científicos siguen trabajando para encontrar el antídoto, pero nada funciona.
Y de repente, viene la noticia esperada: Se ha descifrado el código de ADN del Virus Se puede hacer el antídoto. Va a requerirse la sangre de alguien que no haya sido infectado y de hecho en todo el país se corre la voz de que todos vayan al hospital central para que se les practique un examen de sangre.
    Vas de voluntario con tu familia, junto a unos vecinos, preguntándote que pasara? Será esto el fin del mundo?... De repente el doctor sale gritando un nombre que ha leído en su cuaderno. El más pequeño de tus hijos esta a tu lado, te agarra la chaqueta y dice: ¿Papi, ese es mi nombre?
    Antes de que puedas reaccionar se están llevando a tu hijo y gritas: ¡Esperen! Y ellos contestan: todo esta bien, su sangre esta limpia, su sangre es pura. Creemos que tiene el tipo de sangre correcta.    Después de 5 largos minutos salen los médicos llorando y riendo. Es la primera vez que has visto a alguien reír en una semana. El doctor de mayor edad se te acerca y dice: ¡Gracias, señor!, la sangre de su hijo es perfecta, esta limpia y pura, podemos hacer el Antídoto contra esta enfermedad. La noticia corre por todas partes, la gente esta orando y riendo de felicidad. En eso el doctor se
acerca a ti y a tu esposa y dice:¿podemos hablar un momento?, es que no sabíamos que el donante seria un niño y necesitamos que firmen este formato para darnos el permiso de usar su sangre.
    Cuando estas leyendo el documento te das cuenta de que no ponen la cantidad que necesitaran y preguntas: ¿cuanta sangre?.La sonrisa del doctor desaparece y contesta: no pensábamos que era un niño. No estabamos preparados...¡¡¡ La necesitamos toda!!!. No lo puedes creer y tratas de contestar: "Pero, pero..." El doctor te sigue insistiendo: usted no entiende, estamos hablando de la cura para todo el mundo. Por favor firme, la necesitamos... toda. Tu preguntas: ¿pero no pueden darle una transfusión? Y viene la respuesta: Si tuviéramos sangre limpia podríamos.. ¿Firmara?. Por favor ¡¡Firme!!...     En silencio y sin poder sentir los mismos dedos que tienen la pluma en la mano lo firmas. Te preguntan: ¿quiere ver a su hijo? Caminas hacia esa sala de emergencia donde tu hijo esta sentado en la cama diciendo: ¡papi!, ¡mami! ¿que pasa?. Tomas su mano y le dices: Hijo, tu mami y yo te amamos y nunca dejaríamos que te pasara algo que no fuera necesario, ¿comprendes eso? Y cuando el doctor regresa y te dice: lo siento necesitamos empezar, gente en todo el mundo esta muriendo... ¿te puedes ir?,¿puedes darle la espalda a tu hijo y dejarlo allí?...mientras el te dice: papi, mami ¿por qué me están abandonando?
    Y a la siguiente semana cuando hacen una ceremonia para honrar a tu hijo, algunas personas se quedan dormidas en casa, otras no vienen porque prefieren ir de paseo o ver un partido de fútbol y otras vienen a la ceremonia con una sonrisa falsa fingiendo que les importa. Quisieras pararte y gritar: "Mi hijo murrio por ustedes, ¿qué no les Importa?"
    Tal vez eso es lo que hoy Dios quiere decir, "Mi hijo murrio, ¿qué no sabes cuanto te amo?"
    Dios dice en Su Palabra (La Biblia) que "de tal manera amó dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna" (Evangelio de San Juan 3:16)
    Padre Nuestro....viéndolo desde ese punto de vista se nos rompe el corazón. Tal vez ahora podamos empezar a comprender que tan grande es tu amor por nosotros..
   ¡¡¡¡Piensa en esto porque es una realidad y no lo dejes para mañana!!!

VOLVER A CONTENIDO









 

MARQUE EL 91:1
 
 

                                 Lectura: Salmo 91

                                1 El que habita al abrigo del Altísimo
                              Morará bajo la sombra del Omnipotente.
                          2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
                                    Mi Dios, en quien confiaré.
                                 3 El te librará del lazo del cazador,
                                      De la peste destructora.
                                    4 Con sus plumas te cubrirá,
                                Y debajo de sus alas estarás seguro;
                                   Escudo y adarga es su verdad.
                                  5 No temerás el terror nocturno,
                                     Ni saeta que vuele de día,
                               6 Ni pestilencia que ande en oscuridad,
                            Ni mortandad que en medio del día destruya.
                                      7 Caerán a tu lado mil,
                                      Y diez mil a tu diestra;
                                        Mas a ti no llegará.
                                 8 Ciertamente con tus ojos mirarás
                                Y verás la recompensa de los impíos.
                         9 Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza,
                                   Al Altísimo por tu habitación,
                                    10 No te sobrevendrá mal,
                                    Ni plaga tocará tu morada.
                             11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti,
                               Que te guarden en todos tus caminos.
                                    12 En las manos te llevarán,
                                Para que tu pie no tropiece en piedra.
                                 13 Sobre el león y el áspid pisarás;
                              Hollarás al cachorro del león y al dragón.
                    14 Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;
                        Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.
                                15 Me invocará, y yo le responderé;
                                  Con él estaré yo en la angustia;
                                     Lo libraré y le glorificaré.
                                    16 Lo saciaré de larga vida,
                                    Y le mostraré mi salvación.

 La mayoría de la gente sabe que si uno marca en el teléfono los números 9-1-1 en los Estados Unidos
 obtiene ayuda en una emergencia. Es tan simple que hasta los niños en edad preescolar han salvado vidas
 marcándolos. Tres números lo hacen todo.
 Una vez, a una mujer la secuestraron en su auto con su hijita dentro. La niña marcó el 9-1-1 en el teléfono
 móvil, pero el secuestrador no se dio cuenta de lo que ella había hecho. Puesto que alguien escuchaba en el
 departamento de policía, la astuta madre dio algunas claves sobre su ubicación en voz alta mientras
 hablaba con el secuestrador. La policía las pudo localizar, a ella y a su hijita, y arrestar al delincuente.
 En una emergencia, la ayuda está a la corta distancia de tres teclas que se marcan en el teléfono. Sin
 embargo, muchas veces los rescatadores humanos no pueden remediar las situaciones que enfrentamos.
 Muchas veces nuestras crisis requieren ayuda divina. Cuando eso sucede podemos marcar unos números
 diferentes: el Salmo 91:1. Allí encontramos la ayuda y la protección de nuestro Dios todopoderoso. Este
 versículo nos recuerda que Dios es nuestro «refugio» y que podemos descansar bajo su sombra.
 Cuando enfrentamos las crisis de la vida, a menudo tratamos de sobrevivir por nuestra propia cuenta.
 Olvidamos que lo que más necesitamos, la protección de Dios y el consuelo de su presencia, están
 disponibles con sólo pedirlos. La próxima vez que el peligro espiritual amenace, marca el Salmo 91:1.
 SI MORAMOS BAJO LA SOMBRA DE LAS ALAS DE DIOS,
 NO TENEMOS QUE TEMER LAS SOMBRAS DE LA VIDA.

VOLVER A CONTENIDO



Los Tres Árboles

        Erase una vez, en la cumbre de una montaña, tres pequeños árboles juntos que pensaban sobre lo que querían llegar a ser cuando fueran grandes.
El primer arbolito miró hacia las estrellas y dijo, "Yo quiero guardar tesoros. Quiero estar repleto de oro y ser lleno de piedras preciosas. ¡Yo seré el baúl de tesoros más hermoso del mundo!".
El segundo arbolito miró un pequeño arroyo realizando su camino al océano y dijo, "Yo quiero viajar a través de aguas temibles y llevar reyes poderosos sobre mí. ¡Yo seré el barco más imponente del mundo!".

El tercer arbolito miró hacia el valle que estaba abajo de la montaña y vio hombres y mujeres trabajando en un pueblo, "Yo no quiero irme de la cima de la montaña nunca. Yo quiero crecer tan alto que cuando la gente del pueblo se pare a mirarme, levanten su mirada al cielo y piensen en Dios. ¡Yo seré el árbol más alto del mundo!".

Los años pasaron. Llovió, brilló el sol, y los pequeños árboles crecieron alto.
Un día, tres leñadores subieron a la cumbre de la montaña. El primer leñador miró al primer árbol y dijo, "¡Qué árbol tan hermoso es éste!", y con la arremetida de su hacha brillante el primer árbol cayó, "Ahora me deberán convertir en un baúl hermoso, deberé contener tesoros maravillosos!", dijo el primer árbol. El segundo leñador miró al segundo árbol y dijo, "Este árbol es muy fuerte, es perfecto para mí". Y con la arremetida de su hacha brillante, el segundo árbol cayó. "¡Ahora deberé navegar aguas temibles!", pensó el segundo árbol, "Deberé ser un barco imponente para reyes temidos y poderosos".

El tercer árbol sintió su corazón sufrir cuando el último leñador lo miró. El árbol se paró derecho y alto y apuntando ferozmente al cielo. Pero el leñador ni siquiera miró hacia arriba y dijo, "Cualquier árbol es bueno para mi". Y con la arremetida de su hacha brillante, el tercer árbol cayó.
 

El primer árbol se emocionó cuando el leñador lo llevó a una carpintería. Pero el carpintero lo convirtió en una caja de alimento para animales de granja. Aquel árbol hermoso no fue cubierto con oro, ni lleno de tesoros, sino que fue cubierto con polvo de cortadora y lleno con alimento para animales de granja hambrientos.

El segundo árbol sonrió cuando el leñador lo llevó cerca de un embarcadero, pero ningún barco imponente fue construido ese día. En lugar de eso aquel árbol fuerte fue cortado y convertido a un simple bote de pesca, era demasiado chico y débil para navegar en el océano, ni siquiera en un río, y fue llevado a un pequeño lago.

El tercer árbol estaba confundido cuando el leñador lo cortó para hacer tablas fuertes y lo abandonó en un almacén de madera. "¿Qué estará pasando?", fue lo que se preguntó el árbol, "Yo todo lo que quería era quedarme en la cumbre de la montaña y apuntar a Dios..."

Muchísimos días y noches pasaron. A los tres árboles ya casi se les habían olvidado sus sueños.

Pero una noche, una luz de estrella dorada alumbró al primer árbol cuando una joven mujer puso a su hijo recién nacido en la caja de alimento. "Yo quisiera haberle podido hacer una cuna al bebé", le dijo su esposo a la mujer, la madre le apretó la mano a su esposo y sonrió mientras la luz de la estrella alumbraba a la madera suave y fuerte de la cuna. Y la mujer dijo, "Este pesebre es hermoso". Y de repente, el primer árbol supo que contenía el Tesoro más grande del mundo.
Una tarde, un viajero cansado y sus amigos se subieron al viejo bote de pesca. El viajero se quedó dormido mientras el segundo árbol navegaba tranquilamente hacia adentro del lago.

De repente, una impresionante y aterradora  tormenta llegó al lago, el pequeño árbol se llenó de temor, él sabía que no tenía la fuerza para llevar a todos esos pasajeros a la orilla a salvo con ese viento y lluvia. El hombre cansado se levantó, y alzando su mano dijo "calma".

La tormenta se detuvo tan rápido como comenzó. Y de repente el segundo árbol supo que él llevaba navegando al Rey del cielo y de la tierra.

Un día en la mañana el tercer árbol se extrañó cuando sus tablas fueron tomadas de aquel almacén de madera olvidado. Se asustó al ser llevado a través de una impresionante multitud de personas enojadas. Se llenó de temor cuando unos soldados clavaron las manos de un hombre en su madera. Se sintió feo, áspero y cruel.

Pero un domingo por la mañana, cuando el sol brilló y la tierra tembló con júbilo debajo de su madera, el tercer árbol supo que el Amor de Dios había cambiado todo. Esto hizo que se sintiera fuerte, y cada vez que la gente pensara en el tercer árbol, pensarían en Dios. Eso era mucho mejor que ser el árbol más alto del mundo.
        La próxima vez que te sientas deprimido porque no conseguiste lo que tu querías,
sólo siéntate firme, y sé feliz porque Dios está pensando en algo mejor para darte.
 
 

                          Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas
                          les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su
                          propósito son llamados.
                                                                                                Romanos 8:28

VOLVER A CONTENIDO


¿QUE HABIA EN EL HUEVO DE JEREMIAS ?
 

      Jeremías nació con problemas en su físico, con problemas de entendimiento, y una enfermedad crónica que estaba matando poco a poco su joven vida. Aun así, sus padres habían intentado darle una vida lo más posible normal y lo enviaron a la Escuela Primaria Santa Teresa.

      A la edad de los 12, Jeremías estaba en el segundo año, al parecer inhabilitado para aprender. Su maestra Doris, siempre se desesperaba con él. El se retorcía en su silla, se le salía la saliva de su boca y hacia unos gruñidos. Algunas veces el hablaba tan claramente como si un rayo de luz penetrara a su oscuro cerebro. Pero la mayoría del tiempo sin embargo Jeremías hacia sentir mal a la maestra. Un día ella llamó a sus padres y les pidió que vinieran a la escuela para hablar con ellos acerca de Jeremías. Mientras que los padres se sentaban lentamente en el salón vacío Doris les dijo: Jeremías realmente debería estar en una escuela especial para niños con problemas de su tipo, no es justo para el estar con unos niños que no tienen problemas de aprendizaje, además hay una gran diferencia de edad entre él y ellos.

La mamá de Jeremías comenzó a llorar, mientras que su esposo hablaba: "no hay una escuela de ese tipo cerca de aquí. Sería una gran tristeza para Jeremías si nosotros lo sacamos de esta escuela, nosotros estamos seguros que a él le gusta estar aquí."

Doris estuvo sentada por un largo tiempo después de que ellos se fueron, mirando fijamente por la ventana la nieve. Lo frío de ese día parecía entrar hasta su alma. Ella quería no ser tan dura con ellos. Después de todo, Jeremías solamente tenía una enfermedad crónica. pero no era justo mantenerlo en su clase. Ella tenía 18 alumnos para enseñarles y Jeremías era una distracción para ellos, además él nunca aprendería a leer ni a escribir. ¿ Porque perder el tiempo intentándolo?.

Mientras que ella reflexionaba la situación, de repente sintió un sentimiento de culpa sobre ella." Oh Dios," ella dijo: " aqui estoy yo quejándome cuando mis problemas no son nada, comparándolo con esta pobre familia! Por favor ayúdame a ser más paciente con Jeremías."

Así que después de ese día ella se esforzó para ignorar los gruñidos de Jeremías y de su mirada pérdida. Un día Jeremías cojeando fue hacia el escritorio de la maestra, arrastrando su piernita mala detrás de él. Acercándose a ella le dijo: "TE AMO" y lo dijo tan alto que todos en la clase lo oyeron. Los demás niños comenzaron a reírse disimuladamente. La cara de Doris se puso roja de vergüenza y dijo tartamudeando: eso es muy bonito, Jeremías pero anda y vuelve a tu silla por favor".

La primavera se acercaba y los niños emocionados hablaban de la pascua. Doris les contó la historia de Jesus y les hablo de la nueva vida en la venida de la primavera. Ella les dió a cada uno de los niños un huevo de plástico grande. Ella les dijo: quiero que se lleven este huevo a sus casas y me lo traigan mañana con algo adentro. Que muestre nueva vida. entendieron todos?." " ¡Sí! ". Los niños respondieron emocionados. Todos menos Jeremías, él solamente escuchó atentamente y sus ojos nunca se apartaron de la cara de la maestra. Curiosamente él no había hecho sus extraños gruñidos. ¿A caso había él entendido lo que ella había dicho acerca de la muerte y resurrección de Jesucristo?  ¿Acaso el entendió la tarea que la maestra les pidió para mañana? Debería la maestra llamar a los padres de Jeremías y explicarles la tarea con el huevo.

En esa tarde, el lavabo de Doris se tapó. Ella le hablo al propietario de la casa y tuvo que esperar una hora para que llegara y lo destapara. Después de eso ella tenía que ir hacer unas compras, luego planchar una blusa y preparar un examen de gramática para el siguiente día. Ella olvido completamente llamar a los padres de Jeremías.  En la siguiente mañana, 19 alumnos vinieron a la clase, sonriendo y hablando mientras ellos ponían sus huevos a un lado del escritorio de la maestra en una canastilla de tela. Después de que terminaron la clase de matemáticas, era tiempo de abrir los huevos.

En el primer huevo Doris encontró una flor, "Oh si ", una flor es una señal de nueva vida". Cuando las plantas comienzan a salir sabemos que la primavera esta aquí. Una pequeña niña levantando su mano decía" hey ese es el mío" El siguiente huevo tenía una mariposa de plástico la cual se miraba real.  Doris la levantó y dijo: todos nosotros sabemos que la oruga cambia y crece y se convierte en un linda mariposa y eso es una nueva vida también. La pequeña Judith orgullosamente gritaba ese es el mío. El siguiente huevo había una piedra con moho. Ella explicó que el moho significaba también una nueva vida. Juan gritaba desde atrás del salón "mi papá me ayudó" " el me dirijió".

Entonces Doris abrió el cuarto huevo. Ella se sorprendió. ¡El huevo estaba vacío!. Ella pensó: "seguramente este ha de ser de Jeremías y pues claro el no entendió las instrucciones".  Si tan solamente no hubiera olvidado hablar a sus padres para que le explicaran a Jeremías. Ella para no avergonzar a Jeremías despacio puso el huevo a un lado del escritorio e iba a sacar otro huevo. Cuando de repente Jeremías habló alto "No va hablar de mi huevo maestra?". Doris le contestó, "¡pero Jeremías tu huevo esta vacío!"  Jeremías mirando fijamente a los ojos de la maestra dijo: suavente, "¡si pero, la tumba de JESUS ESTABA VACIA tambien!".

El tiempo como que se detuvo antes de que hablara la maestra de nuevo. Doris le preguntó: ¿Tú sabes porque la tumba estaba vacía?". "Oh si!"  Jeremías exclamó. "Jesus fue crucificado y puesto en una tumba y su Padre lo resucito!"

La campana de receso sonó. Mientras los niños salieron corriendo al patio, Doris comenzó a llorar. Un escalofrío comenzó a estremecerla completamente.

Tres meses después Jeremías murió.

Todos aquellos que estaban y que habían visto el funeral estaban sorprendidos de ver 19 huevos arriba de la tumba de Jeremías, todos ellos VACIOS.

Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.
                                                       1 Tesalonicenses 4:16

VOLVER A CONTENIDO


El Hombre y los Pajaritos
 

Había una vez un agricultor escéptico.  Cierta noche fría de invierno el hombre
Oyó un golpeteo irregular contra la puerta.  Fue hacia una ventana y vio cómo
Varios pequeños gorriones ateridos, atraídos por el evidente calor que había dentro de la casa, se golpeaban contra el vidrio de la puerta.
 

Conmovido, el agricultor se abrigó bien y cruzó el patio cubierto de nieve para
Abrir la puerta del granero para que los pobres pájaros pudieran entrar.  Prendió
Las luces y echó algo de heno en un rincón.  Pero los gorriones, que se habían dispersado en todas direcciones cuando él salió de la casa, se ocultaban en la
Oscuridad, temerosos.
 

El hombre intentó varias cosas para hacerlos entrar en el granero.  Hizo un
Caminito de migas de pan para guiarlos.  Dio vuelta por detrás de donde estaban Los pájaros para ver si los podía espantar en dirección al granero.  Nada dio el Resultado esperado.  Él, una enorme criatura extraña, los aterrorizaba; los pájaros No podían entender que él estaba tratando de ayudarles.
 

El hombre de campo se retiró a su casa y observó a los condenados gorriones a Través de su ventana. Mientras los observaba, un pensamiento le llegó de repente: ¡SI tan sólo pudiera convertirme en un pájaro, ser uno de ellos por un
Momento!

Entonces no los asustaría.  Les podria  mostrar el rumbo hacia el calor y la seguridad.

Y casi al mismo tiempo, otro pensamiento le golpeó con gran fuerza.  Entendió la Razón por la que Jesús había nacido.

VOLVER A CONTENIDO


EL NIÑO Y LOS CLAVOS

Había un niño que tenia muy mal  carácter. Un día su padre le dio una bolsa con clavos y le dijo que cada vez que perdiera la calma debería clavar un clavo en la cerca de atrás de la casa. El    primer    día   el   niño   clavo   37  clavos   en   la  cerca...Pero    poco   a  poco   fue   calmándose   porque  descubrió   que   era mucho  más fácil  controlar  su  carácter  que  clavar los  clavos  en la cerca.

Finalmente llego el día cuando el muchacho no perdió la calma para nada y se lo dijo a su padre y entonces el papa le sugirió que por cada día que controlara su carácter debería sacar un clavo de la cerca.
Los días pasaron y el joven pudo finalmente decirle a su padre que ya había sacado todos los clavos de la cerca.
Entonces el papá llevó de la mano a su hijo a la cerca de atrás  Mira hijo, has hecho bien pero fijaste en todos los agujeros que quedaron en la cerca... Ya la cerca nunca será la misma de antes... Cuando dices o haces cosas con coraje, dejas una cicatriz como este agujero en la cerca.
Es como meterle un cuchillo a alguien, aunque lo vuelvas a sacar la herida ya quedo hecha. No importa cuantas veces pidas disculpas, la herida esta ahí... Una herida física es igual de grave que una herida verbal...

Los amigos son verdaderas joyas quienes hay que valorar... Ellos te sonríen y te animan a mejorar...Te escuchan, comparten una palabra de aliento y siempre  tienen su corazón abierto para recibirte...Demuéstrales a tus amigos cuanto los quieres...
Envía este mensaje a quien consideres AMIGO.

VOLVER A CONTENIDO


PARA MEDITAR
 
 

     Iban dos amigos paseando por un bosque, cuando de pronto,
     aparecio un oso que avanzaba hacia ellos..
      Uno de los amigos fue el primero en verlo, y sin mas dilacion,
      echo a corer, encaramandose a un arbol y se disimulo entre sus ramas.
     Su compañero se quedo en el camino y cuando advirtio el riesgo, no
     teniendo tiempo de otra cosa se tendio en el suelo y permanecio inmovil,
    finjiendose muerto...
     El oso se le acerco pausadamente y se puso a olfatearlo.
     El contuvo su aliento, y el animal, creyendolo muerto de veras, se alejo.
     Cuando ya no hubo riesgo, bajo el  otro del arbol.
    ---Que te decia el oso al oido?
     pregunto riendose su compañero....
     ----Me decia que es un cobarde el que abandona a un amigo en el
      peligro.........

VOLVER A CONTENIDO


Entrevista con Dios

"Con mi título de periodista recién obtenido, decidí realizar una grán
entrevista, y mi deseo fue concedido, permitiéndoseme una reunión con Dios.
"Pasa", me dijo Dios, "así que quieres entrevistarme?"
"Bueno", le contesté, "si tienes tiempo..."
Se sonríe por entre la barba y dice: "Mi tiempo se llama eternidad y alcanza para todo; qué preguntas quieres hacerme?"
"Ninguna nueva ni difícil para ti: ¿Qué es lo que más te sorprende de los hombres?"
Y dijo: "Que se aburren de ser niños apurados por crecer, luego suspiran por regresar a ser niños. Que primero pierden la salud para tener dinero y enseguida pierden el dinero para recuperar la salud. Que por pensar ansiosamente en el futuro descuidan su hora actual, con lo que no viven ni el presente ni el futuro. Que viven como si no fueran a morirse, y se mueren como si no hubieran vivido, y pensar que Yo..."

Con los ojos llenos de lágrimas y la voz entrecortada dejó de hablar.   Sus manos toman fuertemente las mías y seguimos en silencio. Después de un largo tiempo y para cortar el clima, le dije: "¿Me dejas hacerte otra pregunta?". No me respondió con palabras sino con su tierna mirada.
"¿Como padre, qué es lo que le pedirías a tus hijos?...
"Que aprendan que no pueden hacer que alguien los ame, lo que si pueden hacer es dejarse amar. Que aprendan que toma años construir la confianza, y sólo segundos para destruirla. Que lo más valioso no es lo que tienen en sus vidas, sino a quién tienen en sus vidas. Que no es bueno compararse con los demás, pues siempre habrá alguien mejor o peor que ellos. Que rico no es el que más tiene, sino el que menos necesita. Que aprendan que deben controlar sus actitudes, o sus actitudes lo controlarán. Que bastan unos solos segundos para producir heridas profundas en las personas que amamos, y pueden tomar años en ser
  sanadas. Que aprendan que a perdonar se aprende practicando. Que hay gente que los quiere mucho, pero que simplemente no sabe cómo demostrarlo. Que aprendan que el dinero lo compra todo menos la felicidad. Que a veces cuando están molestos tienen derecho a estarlo, pero eso no les da derecho a molestar a quienes los rodean. Que los grandes sueños no requieren de grandes a las, sino de un tren de aterrizaje para lograrlos. Que los amigos de verdad son tan escasos que, quien ha encontrado uno, ha encontrado un verdadero tesoro. Que no siempre es suficiente ser perdonado por los otros,algunas veces deben perdonarse a sí mismos. Que aprendan que son dueños de lo que callan y esclavos de lo que dicen. Que lo que siembran cosechan, si siembran chismes cosecharán intrigas, si siembran amor cosecharán felicidad. Que aprendan que la verdadera felicidad no es lograr sus metas, sino ser feliz con lo que tienen. Que aprendan que la felicidad no es cuestión de suerte, sino producto de sus decisiones. Ellos deciden ser felices con lo que tienen, o morir de envidia y celos por lo que les falta y carecen. Que sin importar las consecuencias, aquellos que son honestos  consigo mismos llegan lejos en la vida. Que cuando un amigo llora con ellos encuentran la fortaleza para vencer sus dolores. Que aprendan que querer y amar no son sinónimos, sino antónimos, el querer lo exige todo, el amar lo entrega todo. Que nunca harán nada tan grande para que Dios los ame más, ni tan malo para que los ame menos, simplemente los ama, a pesar de sus conductas. Que aprendan que la distancia más lejos que pueden estar de MI es la distancia de una simple oración...
                  Y así, en un encuentro profundo, tomados de las manos, continuamos en silencio.
                                ¿Será posible que alguna vez aprendamos?.
 
 

VOLVER A CONTENIDO


LAS COSAS NO SON SIEMPRE LO QUE PARECEN

Dos Angeles viajeros se pararon para pasar la noche en el
hogar de una familia muy adinerada. La familia era ruda y no quiso
permitirle a los Angeles que se quedaran en la habitación de huéspedes
de la mansión.  En vez de ser así, a los Angeles le dieron un espacio
pequeño en el
frío sótano de la casa. A medida que ellos preparaban sus camas en el
duro piso, el Angel más viejo vió un hueco en la pared y lo reparó.
Cuando el Angel más joven preguntó ¿por qué?, el Angel más viejo le
respondió,
"Las Cosas no siempre son lo que parecen."  La siguiente noche, el par
de Angeles vino a descansar en la casa de un señor y una señora, muy
pobres, pero el señor y su esposa eran muy hospitalarios. Después de
compartir la poca comida que la familia pobre tenía, la pareja le
permitió a los Angeles que durmieran en su cama donde ellos podrían
tener una buena noche de descanso. Cuando
amaneció, al siguiente día, los Angeles encontraron  bañados en lágrimas
al Señor y a su Esposa. La única vaca que tenían, cuya leche había sido
su única entrada de dinero, yacía muerta en el campo. El Angel más joven
estaba furioso y preguntó al Angel más viejo, ¿cómo pudiste permitir que
ésto hubiera pasado? El primer hombre lo tenía todo, sin embargo tú lo
ayudaste; el Angel más joven le acusaba. La segunda familia tenía muy
poco, pero estaba dispuesta a compratirlo todo, y tú
permitiste que la vaca muriera. "Las Cosas no siempre son lo que
parecen," le replicó el Angel más viejo. Cuando estábamos en aquel
sótano de la inmensa mansión,
yo noté que había oro almacenado en aquel hueco de la pared. Debido a
que el propietario estaba tan obsesionado con avaricia y no dispuesto a
compartir su buena fortuna, yo sellé el hueco, de manera tal que nunca
lo encontraría." "Luego, anoche mientras dormíamos en la cama de la
familia pobre, el ángel de la muerte vino en busca de la esposa del
agricultor. Y yo le dí a la vaca en su lugar. "Las Cosas no siempre son
lo que parecen."

Algunas veces, éso es exactamente lo que pasa cuando las
cosas no salen como uno espera que salgan. Si tú tienes fé, solamente
necesitas confiar en que cualesquiera que fueran las cosas que vengan,
serán siempre para tu ventaja. Y podrías no saber ésto hasta un poco más
tarde?
Algunas personas vienen a nuestras vidas y rápidamente se
van?

Algunas personas se convierten en amigos y permanecen por un tiempo...
dejando huellas hermosas en nuestros corazones...

y nunca volvemos a ser igual, porque hemos hecho un buen
amigo!!

Ayer es historia.
Mañana un misterio.
Hoy es un regalo.
Es por ello que es llamado el presente!

VOLVER A CONTENIDO



EL BUEN PASTOR

Juan 10-14
Yo soy el buen Pastor y conozco mis ovejas y las mias me conocen, asi como el Padre me conoce y yo conozco al Padre,  yo conozco al Padre y pongo mi vida por las ovejas.

Juan 10-27
Mis ovejas oyen mi voz y yo las conozco y me siguen
y yo les doy vida eterna y no pereceran jamas, ni nadie las arrebatara de mi mano.

Jesus es el buen Pastor y nos conoce no necesitamos recomendaciones de nadie para llegar a el, y los que somos sus ovejas oimos su voz, nos quedamos emocionados cuando oimos su palabra y le seguimos y el como buen Pastor dio su vida por todos nosotros, por ti y por mi.

Y si nos dejamos apacentar por este Pastor, no pereceremos jamas, no importa que el barco se este hundiendo, que hayan huracanes, vientos, tempestades, Jesus nos dice que si estamos con el no pereceremos jamas, ni nadie las arrebatara de su mano poderosa. Asi que ya lo sabes tienes un gran pastor que esta dispuesto a luchar port ti, no debes temer nada.

VOLVER A CONTENIDO


EL JUSTO FLORECERÁ COMO LA PALMERA.

Esta frase del salmista no tiene sentido para los que
no conocen las palmeras. La gente que vive en las
zonas tropicales y semitropicales está muy
familiarizada con su elevada belleza, porque es un
árbol muy común en aquellos lugares. Pero estoy seguro
que pocos comprenden el sentido que tienen las
características de este árbol.
El primer simil es la vida. La vida del árbol corre
por el centro o corazón. Como los demás árboles,
obtiene el sustento del suelo por medio de las raíces.
Pero la savia, en vez de subir por la corteza exterior
del tronco hacia las ramas y hojas, como ocurre en la
mayoría de los árboles, en la palmera sube por el
mismo corazón del tronco. La mayoría de los árboles
mueren si se les practica alrededor de la corteza un
corte de unas dos pulgadas. En cambio la vida de la
palmera no está en la superficie, por lo que las
heridas superficiales no la afectan. Para matar a una
palmera hay que cortarla completamente.
Lo mismo es aplicable a los cristianos. La Palabra de
Dios afirma en Romanos 10:10 "con el corazón se cree
para justicia". El cristiano no sufre los efectos
exteriores del medio ambiente, porque la vida la
obtiene del corazón.
La palmera está siempre verde. La vida fluye en su
interior en forma continua. Los cristianos jamás
cambian. Somos testigos vibrantes de la gracia de Dios
en los días claros y en los días grises, porque
"CRISTO ES EL MISMO AYER, Y HOY Y POR LOS SIGLOS".
Por eso, deja que Dios hable a tu corazón, escuchale,
seamos dignos del llamamiento al cuál nos han hecho.
Seamos bendición, hay un mundo que necesita ser
salvado. Alguien te necesita, necesita la vida , que
es en Cristo Jesús.

VOLVER A CONTENIDO


LA JUVENTUD

     La juventud no es un período de vida. Es un estado del espíritu, es el producto de una voluntad. Una cualidad de la imaginación y una intensidad emotiva es, la victoria del coraje sobre la timidez, de la aventura sobre el confort. No se envejece  por haber vivido una cantidad de años. Se envejece por haber desertado un ideal. Los años arrugan la piel, pero renunciar a  un ideal arruga el alma.Las preocupaciones, las dudas, los temores y la falta de esperanza son los enemigos que lentamente  nos hacen inclinarnos hacia la tierra y convertirnos en  polvo antes de la muerte. Joven es aquel que se asombra y maravilla. El que se pregunta como un chico insaciable: "¿y después?"...
  El que desafía los acontecimientos y encuentra alegría en el juego de la vida. Uno es tan joven como su fe. Y tan viejo como  su duda. Tan joven como su confianza en sí mismo. Tan joven,como su esperanza. Y tan viejo como su abatimiento.

   Es por eso que Que los que esperan en el Señor tendra nuevas fuerzas, y volaran con poder como el aguila, correrran sin  desmayarse, andaran sin fatigarse, y que ninguno tenga enpoco tu juventud sino se ejemplo de los creyentes, en espiritu fe, y pureza, renovandonos en el espiritu de nuestra mente, Acuerdate de tu creador en los dias de tu juventud antes de que vengan  los dias malos y en los años enlos cuales digas no tengo en ellos contantemiento.

  El mejor tiempo de servir es "hoy" como jovenes que necesitan compartir, de las buenas nuevas para que resplandezca la luz del evangelio, recordemos que necesitamos estar renovandonos en el espiritu de nuestra mente, No dudamos en el poder de Dios cuando Dios nos usa, pero ponganse a pensar un poquito, Aun con mis defectos, reconozco que necesito rendir areas de  mi vida, en la Dios necesita gobernar, y aun asi, Dios usa poderosamente para salvar, IMAGINTE, sin nos mantenemos en santidad espiritual "DERRIBAREMOS FORTALEZAS", nada nos dañara, el poder de Dios que nos enviste dia con dia, sera el que nos sustentara para seguir como jovenes que obtienen la victora, dia tras dia, en una batalla que "YA ESTA  GANADA", Somos victoriosos y sabemos que lo que padecemos produce en nosotros un mayor peso de gloria, porque  estamos atribulados mas no derrotados, derribados pero no destruimos, como pobres pero enriqueciendo a mchos, que   bendicion!!!! Estoy muy contenta porque esta palabra trae fortaleza a mi vida, y espero que la traiga a tu vida.!!!
 
 

VOLVER A CONTENIDO


"LA MUESTRA MÁS GRANDE DE AMOR"

Un joven muchacho, llego a comentar.............

 Aún no llego a comprender cómo ocurrió, si fue real o un sueño.
Solo  recuerdo que ya era tarde y estaba en mi sofá preferido con
un buen libro en la mano. El  cansancio me fue venciendo y empecé a
cabecear...

En algún lugar entre la semi-inconsciencia y los sueños, me encontré
en aquel inmenso salón, no tenía nada en especial salvo una pared
llena de tarjeteros, como los que tienen las grandes bibliotecas.
Los ficheros iban del suelo al techo y parecía interminable en ambas
direcciones.

Tenían  diferentes rótulos.  Al acercarme, me llamó la atención un
cajón titulado:  "Muchachas que me han gustado". Lo abrí
descuidadamente y empecé a pasar las fichas. Tuve que detenerme por
el impresión, había reconocido el nombre de cada una de ellas: ¡se
trataba de las muchachas que a MI me habían gustado!

Sin que nadie me lo dijera, empecé a sospechar de donde me
encontraba. Este inmenso salón, con sus interminables ficheros, era
un crudo catálogo de toda mi existencia.

estaban escritas las acciones de cada momento de mi vida, pequeños y
grandes detalles, momentos que mi memoria había ya olvidado.

Un sentimiento de expectación y curiosidad, acompañado de intriga,
empezó a recorrerme mientras abría los ficheros al azar para
explorar su contenido.

Algunos me trajeron alegría y momentos dulces; otros, por el
contrario, un sentimiento de vergüenza y culpa tan intensos que tuve
que volverme para ver si alguien me observaba.

El archivo "Amigos" estaba al lado de "Amigos que traicioné" y
"Amigos que abandoné cuando más me necesitaban".

Los títulos iban de lo mundano a lo ridículo. "Libros que he leído",
"Mentiras que he dicho",  "Consuelo que he dado", "Chistes que
conté", otros títulos  eran:  "Asuntos por los que he peleado con
mis hermanos", "Cosas hechas cuando estaba molesto", "Murmuraciones
cuando mamá  me reprendía de niño", "Videos que he visto"...

No dejaba de sorprenderme de los títulos.

En algunos ficheros habían muchas más tarjetas de las que esperaba y
otras veces menos de lo que yo pensaba. Estaba atónito del volumen
de  información de mi vida que había acumulado.

 ¿Sería posible que hubiera tenido el tiempo de escribir cada una de
esas millones de tarjetas? Pero cada tarjeta confirmaba la verdad.

Cada una escrita con mi letra, cada una llevaba mi firma.

Cuando vi el archivo "Canciones que he escuchado" quedé atónito al
descubrir que tenía más de tres cuadras de profundidad y, ni aun
así, vi su fin.
Me sentí avergonzado, no por la calidad de la música, sino por la
gran cantidad de tiempo que demostraba haber perdido.

Cuando llegué al archivo: "Pensamientos lujuriosos" un escalofrío
recorrió mi cuerpo. Solo abrí el cajón unos centímetros. Me
avergonzaría conocer su tamaño. Saqué una ficha al azar y me conmoví
por su contenido. Me sentí  asqueado al constatar que "ese" momento,
escondido en la oscuridad, había quedado registrado... No
necesitaba ver más...

Un instinto animal afloró en mí. Un pensamiento dominaba mi mente:
Nadie debe de ver estas tarjetas jamás. Nadie debe entrar jamás a
este salón. Tengo que destruirlo!  En un frenesí insano arranqué un
cajón, tenía que vaciar y quemar su contenido. Pero descubrí que no
podía siquiera  desglosar una sola del cajón.

Me desesperé y trate de tirar con mas fuerza, sólo para descubrir
que eran más duras que el acero cuando intentaba arrancarlas.

Vencido y completamente indefenso, devolví el cajón a su lugar.
Apoyando mi cabeza al interminable archivo, testigo invencible de
mis miserias, y empecé a llorar.  En eso, el título de un cajón
pareció aliviar en algo mi situación: "Personas a las que les he
compartido el Evangelio". La manija brillaba, al abrirlo encontré
menos de 10 tarjetas.

Las lagrimas volvieron a brotar de mis ojos.  Lloraba tan profundo
que no podía respirar. Caí de rodillas al suelo llorando amargamente
de vergüenza. Un nuevo pensamiento cruzaba mi mente: nadie deberá
entrar a este salón, necesito encontrar la llave y cerrarlo para
siempre.

Y mientras me limpiaba las lagrimas, lo vi. ¡Oh no!  ¡por favor no!
¡El no! ¡cualquiera menos Jesús!  Impotente vi como Jesús abría
los cajones y leía cada una de mis fichas. No soportaría ver su
reacción. En ese momento no deseaba encontrarme con su mirada.

Intuitivamente Jesús se acercó a los peores archivos.

¿Por qué tiene que leerlos todos?  Con tristeza en sus ojos, buscó
mi mirada y yo bajé la cabeza de vergüenza, me llevé las manos al
rostro y empecé a llorar de nuevo. El, se acercó, puso sus manos en
mis hombros.

Pudo haber dicho muchas cosas.  Pero Él no dijo una sola palabra.
Allí estaba junto a mí, en silencio.

 Era el día en que Jesús guardó silencio... y lloró conmigo.

Volvió a los archivadores y, desde un lado del salón, empezó a
abrirlos, uno por uno, y en cada tarjeta firmaba su nombre sobre el
mio.
¡No! le grité corriendo hacia Él. Lo único que atiné a decir fue
solo  ¡no! ¡no! ¡no!  cuando le arrebaté la ficha de su mano. Su
nombre no tenía por que estar en esas fichas.

No eran sus culpas, ¡eran las mías! Pero allí estaban, escritas en
un rojo  vivo.  Su  nombre cubrió el mío, escrito con su propia
sangre.
Tomó la  ficha de mi mano, me miró con una sonrisa triste y siguió
firmando las  tarjetas.

No entiendo como lo hizo tan rápido. Al siguiente instante lo vi
cerrar el último archivo y venir a mi lado.  Me miró con ternura a
los ojos y me dijo: - Consumado es, está terminado, yo he cargado
con tu vergüenza y culpa.

En eso salimos juntos del Salón...  Salón que aún permanece
abierto...
Porque todavía faltan más tarjetas que escribir.

Aún no sé si fue un sueño, una visión, o una realidad... Pero, de lo
que si estoy convencido, es que la próxima vez que Jesús vuelva a
ese salón, encontrará más fichas de que alegrarse, menos tiempo
perdido y menos fichas vanas y vergonzosas.

VOLVER A CONTENIDO


LEVANTATE

                    Un día cuando desperté no había luz, todo estaba obscuro. Las luces y las
  estrellas se encontraban lejos. Me vi sola y un par de lágrimas me hicieron compañía. Caminé, camine... mis rodillas y manos
     sangraban por las caídas, mis ojos no alcanzaban a ver nada, mi llanto era un diluvio de dolores, las cuales la luz no
  traspasaba. Lloré, lloré... caminé y caí, una... y otra vez; Caí y ya no pude levantarme más. El cansancio y la tristeza actuaron
                              en mí. Y profundamente dormí... ¡LEVÁNTATE¡
      Al instante desperté y un viento cálido me acaricio. ¡LEVÁNTATE!!.  ¡¡YO YA CAI POR TI TRES VECES!!
  Alcé la cara y busqué con desesperación. Fue inútil, mis ojos estaban cegados y nada distinguían. La voz se oyó con ternura,
                                   cargada de amor muy cerca de mí.
  " Levántate, dame tu mano, tú no me has buscado con el corazón, no te asustes, yo soy el que ha velado tu sueño, el que ha
  secado tus lágrimas y tus heridas las he curado, ese corazón tan roto lo he pegado, anda siéntate acércate, ¡Te amo!" No sé
  como, pero de pie me puse. Nada me dolía, ya no había pesar en mi alma. Mis ojos... mis ojos ¡veían!. Levanté la cara y ahí,
 cerca de mí estaba él. Era un hombre de mirada más dulce que la miel, y la sonrisa más hermosa que he visto, me extendía los
                                             brazos...
       -" Ya no necesitas caer, ya no necesitas llorar, si estás herido, sólo, búscame, yo estoy cerca de ti siempre...".
              Comprendí que nunca estuve sola ,alguien me observaba, me cuidaba, ¡estaba junto a mí!...
   ¡LEVÁNTATE¡, ¡LEVÁNTATE¡. YO HE DADO LA VIDA POR TI, HE VENCIDO A LA MUERTE, VAMOS, EL
             CAMINO LO HE ABIERTO, NO TEMAS YO IRE JUNTO A TI, ¿SABES?... TE AMO.

                         Que hermoso es tener a tu lado a Dios como tu sustento!!!!!!

VOLVER A CONTENIDO



 
 
 
 

VOLVER A PAGINA PRINCIPAL
IR A MI TESTIMONIO
IR A MIS PAGINAS CRISTIANAS FAVORITAS
IR AL PLAN DE SALVACION